Buscador de Historias de Grandes Exitos

Encuentra la historia que buscas...
Loading

jueves, 22 de marzo de 2012

Historia de La Costeña

El nacimiento de Conservas La Costeña, empresa 100% mexicana con presencia internacional, se remonta al año de 1923; cuando Don Vicente López Resines adquiere una tienda de abarrotes llamada "La Costeña", la cual alcanza cierta popularidad gracias a los chiles serranos y largos en vinagre, los cuales eran vendidos en botes alcoholeros de 20 kilogramos.

Durante esa década; Don Vicente comenzó a hacer las primeras pruebas para envasar sus productos en latas y frascos de 3 kilos y logró ampliar su oferta introduciendo en la tienda aceitunas y aceite de oliva, los cuales tuvieron un éxito inmediato. Todo un logro para la época.

Debido al rápido crecimiento de La Costeña, en 1928 muda sus instalaciones a la calle Beethoven, en Calzada Guadalupe, Ciudad de México.

Para 1931 La Costeña continúa creciendo y por ello requiere mover sus instalaciones a la calle Joya 58 en la Colonia Estrella.

Esta década marcó una etapa de crecimiento en la empresa ya que Don Vicente decide fabricar manualmente sus propios botes, además de añadir a la lista de productos las alcaparras.
La Costeña había rebasado las expectativas iniciales para dejar de ser una tienda de abarrotes y convertirse en una marca.

En 1945 se instala en un nuevo domicilio en la calle de Moctezuma en la colonia Aragón, en donde permaneció instalada por dos décadas.

Se inauguró la primera planta productora ubicada en la Ciudad de México con una extensión de 5,000 metros cuadrados; equipada con montacargas y nuevas unidades de reparto.

Tres años después, en 1951 se instala la primera línea automática para la fabricación de botes de 3Kg y para 1955 los de 105g. Con estas iniciativas, no sólo la producción aumentó, también los sistemas de distribución.
Por primera vez, los productos de La Costeña llegaron a todo el país.

Don Vicente adquirió 180,000 metros cuadrados para la expansión de la compañía, ya que en donde se ubicaba la planta, con el paso del tiempo fue insuficiente. Bajo su dirección se edificó una planta de producción en tan sólo el 10% de la superficie y el resto del terreno se quedó como una reserva para futuras ampliaciones.

A pesar del éxito alcanzado hasta ese momento, la década de los 60's fue crucial para la consolidación de La Costeña; la oferta de productos se multiplicó, logrando ofrecer una variedad de alimentos de calidad, fáciles de preparar y a un costo accesible.

En 1971 La Costeña se mudó a Ecatepec, Estado de México, inaugurando las nuevas instalaciones gracias a su programa de expansión contínua, las cuales llegaron a 250,000 metros cuadrados.

Instalaciones en las que operamos actualmente, mismas que ocupan una superficie de 380,000 metros cuadrados, equivalente a 40 hectáreas

En 1975 Don Vicente decide entrar al mercado americano con las primeras exportaciones de Chiles y Salsas hacia Estados Unidos de Norteamérica; atendiendo asi, las necesidades de un mercado cada vez más numeroso y hasta ese momento olvidado: el mercado hispano.

Paso decisivo en donde hoy contamos con una sólida presencia, una de las grandes fortalezas de La Costeña.

En 1986 Se cambian los envases soldados con plomo, por envases que se sueldan de manera electrostática protegiendo así el medio ambiente.

1988 La Marca "La Costeña" comienza su verdadero desarrollo y posicionamiento en el Mercado Mexicano, con el inicio de su primera campaña publicitaria.
Tras varios años de esfuerzo para lograr un crecimiento constante;

1991 La Costeña inaugura y arranca operaciones una nueva planta de producción ubicada en Guasave Sinaloa, en donde se elaboran nuestras líneas de Puré de Tomate, Vegetales y otros.

1994 Se introduce al mercado nuestra exitosa línea de frijoles en varias presentaciones y posteriormente la inclusión de más líneas de productos y marcas.

1996 Se instala e inicia operaciones la Planta de Tratamiento de Aguas en Ecatepec, Edo. de México; un sistema de lagunas con aireación en el fondo, que hace que se desarrollen diversas materias que transforman la materia orgánica en compuestos sencillos que no producen contaminación ni olor.

1997 Se introduce el sistema de "abre fácil" a las latas, colocándonos como la empresa número uno en fabricación de envases para alimentos en México, haciendo un parteagüas con la innovación en el Mercado de Conservas.

Para Junio de ese mismo año, comienza a operar una nueva planta de producción en San Luis Potosí con la finalidad de alcanzar sus objetivos de exportación y optimizar sus

recursos, mientras que en Guasave se introduce el sistema de envasado aséptico Combibloc, (proceso que elimina microorganismos mediante la ultra-pasteurización en envases de cartón).

1999 Se introduce el sistema de envasado aséptico Combibloc en la planta de Ecatepec, Estado de México.

En 2000 Se lanza al mercado la línea de salsas para guisar Doña Chonita, e innovamos lanzando en un nuevo envase nuestra Salsa Catsup Squeeze.

2003 Cumpliendo con los estándares de Calidad, nos certificamos en ISO 9001 2003 versión 2000 y un poco más tarde la planta de Sinaloa se une a estas certificaciones.

2005 Inicia la construcción del Centro Automatizado de Distribución, obra de Ingeniería de primer mundo en la planta de Ecatepec, Estado de Mexico. Su modernidad permitiría contar con un mejor almacenamiento y restablecer automáticamente las estanterías tradicionales.

En ese mismo año nos certificamos a nivel internacional con BRC (British Retail Consortium) versión 2005, 2005 estándar técnico que evalúa a sus propios provedores para la industria de alimentos.

2007 Se inauguran y arrancan operaciones el Centro Automatizado de Distribución, bautizado como "CAD", considerado como uno de los más grandes de América Latina debido a su gran capacidad, dimensión y número de operaciones.

Lanzamos al mercado nuestra línea de Sopas y Cremas (listas para servir y condensadas), en donde como siempre nos caracteriza nuestro propio estilo y sabor mexicano.

2008 Cumplimos 85 Años, los cuales festejamos gracias a tu preferencia y al esfuerzo de todos los que integramos esta empresa 100% Mexicana.

2009 A finales de este año se inicia la construcción del segundo Centro Automatizado de Distribución en la planta de Ecatepec, Estado de México.

2011 La Costeña en su totalidad, es una empresa con tecnología de punta que año tras año invierte en equipos, suministros, desarrollo y sobre todo en lo más importante, calidad, sabor y cobertura a nivel nacional. Por ello este año se inaugura e inicia operaciones nuestro segundo Centro Automatizado de Distribución; el cual cuenta con un 30% de mayor capacidad de almacenamiento y se conecta con el primer almacén mediante un túnel de más de 140 m de longitud.

Colocándonos así como la empresa Mexicana con el almacén más grande de Latinoamérica y uno de los, tecnológicamente, más dotados en el mundo.

Y todo esto es posible, gracias a la filosofía de nuestro fundador Don Vicente López Resines, que creía en el esfuerzo de gente comprometida en fabricar productos alimenticios sanos y de la más alta calidad.

Sin duda, para México, La Costeña es una Marca sinónimo de orgullo, pues está presente en todo el mundo. Trabajando para satisfacer siempre a todos sus consumidores.


Otras Historias interesantes

Busca en la Red

Sugerencias de búsqueda: Historia de emprendedores.
Búsqueda personalizada

Entradas populares