Buscador de Historias de Grandes Exitos

Encuentra la historia que buscas...
Loading

viernes, 26 de septiembre de 2008

Historia de DuPont

En 1787, un joven francés de 16 años, de nombre Eleuthère Irénée du Pont, comenzaba su capacitación en la industria gubernamental de fabricación de pólvora en París. La debido a la revolución francesa de 1789 Eleuthère Irénée (a quien llamaremos de ahora en adelante E.I.) y su padre partieron con rumbo a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida y trabajo.

Los du Pont pisaron tierra estadounidense el primer 1 de enero de 1800. E.I. convenció a su padre de que debían dedicarse a la fabricación de pólvora, ya que el joven se había capacitado en esto y consideraba que la pólvora era no sólo un producto viable, sino además una tecnología en evolución.

E.I. constató que la pólvora que se fabricaba en Estados Unidos podía mejorarse; encontró fallas en casi todos los aspectos de la producción. Aseguró a su padre: “Esos competidores no han de ser de consideración”, y el gobierno tenía necesidad de pólvora de fabricación nacional. Los du Pont reunieron capital, compraron equipo y fundaron E.I. du Pont de Nemours & Company el 19 de julio de 1802.

Después de dos años de esfuerzo nació la fábrica de pólvora que los du Pont llamaron Eleutherian Mills. Las instalaciones incluían alojamiento para 30 trabajadores y sus familias. La calidad del producto era tal que pronto adquirió reputación de primera. El secretario de Guerra de Estados Unidos ordenó que se probaran distintos tipos de pólvora de fabricación local, y declaró que la hecha por DuPont era la mejor, aunque por razones políticas se vio obligado a distribuir los contratos entre varios fabricantes. La pólvora DuPont superaba a sus competidores del país por varias razones que ya en aquel entonces llevaban lo que sería el sello DuPont en organización de empresas: la compañía observaba normas estrictas, utilizaba la tecnología y los métodos de producción más modernos y su administración de los negocios era eficiente, ventajas todas que debían tener como premisa una mano de obra estable y bien capacitada. El sistema de capacitación y retención de empleados fue el resultado de la visión de largo alcance de E.I.

El 31 de octubre de 1834, a la edad de 63 años, E.I. murió de un problema cardiaco en plena calle. Uno de sus legados fue haber infundido un espíritu científico e innovador en los métodos de fabricación de Estados Unidos.

Los pioneros a lo largo de la frontera en expansión necesitaban la pólvora para abrirse camino, lo cual propició el crecimiento de la compañía.

La celulosa demostró ser un campo fértil de materiales útiles, como las películas cinematográficas, que DuPont comenzó a proporcionar a Hollywood en los años veinte. Las investigaciones en la celulosa produjeron la pintura “Duco”, que resolvió el viejo problema de la industria automotriz, cuya producción en serie se estancaba por la falta de una pintura de secado rápido. En 1924 General Motors introdujo Duco en todas sus divisiones.

DuPont se abocó a la fabricación de cuero artificial para las industrias de encuadernación de libros, tapicería, ropa impermeable y en la automotriz. Hubo productos revolucionarios como el rayón y el celofán, el neopreno (caucho sintético) y el nylon, quizás el invento más glamoroso de la compañía, nacido en 1938 en la Estación Experimental, promovido ante las mujeres como un material “fuerte como el acero, fino como una telaraña y sin embargo más elástico que cualquier fibra natural de uso corriente”, pues las medias de seda perdían la forma y se rompían. Las medias de nylon fueron el artículo que toda mujer quería lucir, se convirtieron en una verdadera furia de la moda, ello aparte de los mil usos que se fueron revelando para el novedoso producto. Luego vendrían muchos inventos más; quizás el más conocido de ellos sea el Teflón®.

Durante los años de posguerra la industria química creció el doble de rápido que toda industria de Estados Unidos en ese tiempo. A finales de la década de 1950, DuPont se extendió a otros países.

En los años sesenta, la diversificación y la internacionalización fueron las estrategias clave de DuPont para un éxito continuo. En esa década, la compañía gastó 100 millones de dólares para lanzar 41 nuevos productos. El Permasep permitió desalinizar agua de mar, mientras que 20 de las 21 capas de los trajes espaciales de los hombres que llegaron a la luna en 1969 estaban confeccionados con materiales DuPont.

Las operaciones internacionales de DuPont proporcionaron enormes ganancias a finales de la década de 1970. En el otro extremo del planeta, una nueva planta de productos electrónicos en Singapur aumentó la participación de la compañía en los mercados de rápido crecimiento del Lejano Oriente y de Asia; asimismo, y en abril de 1981 DuPont adquirió la New England Nuclear Corporation en un esfuerzo para fortalecer su capacidad de investigación en las ciencias de la vida.

La mayor parte de los productos con que DuPont se encuentran ocultos a simple vista, pues son la materia prima y la parte indispensable de artículos de uso cotidiano: computadoras y teléfonos que son cada vez más pequeños, dispositivos miniatura, componentes en innumerables partes de automóviles, cápsulas espaciales —como las sondas espaciales Spirit y Opportunity que transmitieron imágenes desde Marte—, paredes y techos de casas y aviones, trajes especiales que protegen del fuego y de las balas, etcétera; prodigios tecnológicos que existen gracias a que DuPont es una empresa científica, que dedica una parte considerable de sus finanzas a la investigación, sin la cual no existirían los inventos que propician nuevos productos.

La innovación es parte medular del espíritu de esta empresa: casi cada día se presenta un nuevo producto o una mejora, Las cifras hablan por sí solas: 34 mil patentes y propiedad intelectual alrededor del mundo, más de 2 mil 300 patentes desde 1998 y más de 25 premios desde 2002.
Productos bien conocidos y ampliamente usados como el nylon, el papel celofán, Lycra, Kevlar®, y el Teflon®, entre muchos otros, salieron de los laboratorios de DuPont. Actualmente la compañía interviene en el mundo de la alimentación, con la producción de mejores semillas y máquinas que miden la calidad de los alimentos.
Fuente:Dupont.com

Más Historias de Grandes Exitos

Historia Hoteles Hyatt
Existen 200 hoteles Hyatt alrededor del mundo


Historia DHL
DHL ofrece experiencia en el transporte de carga
desde su fundación en 1969

No hay comentarios:

Busca en la Red

Sugerencias de búsqueda: Historia de emprendedores.
Búsqueda personalizada

Entradas populares