Buscador de Historias de Grandes Exitos

Encuentra la historia que buscas...
Loading

jueves, 22 de marzo de 2012

Historia de Laboratorios Syntex

Empresa mexicana creadora de la píldora anticonceptiva.

A inicios del Siglo XX la producción de hormonas esteroidales se llevaba a cabo a partir de materias primas extraídas del cerebro de animales. El procedimiento era muy complicado y costoso.

Diversos investigadores alrededor del mundo buscaban rutas alternativas para su producción. Entre ellos estaba el Dr. Russel E. Marker, de la Universidad de Pennsylvania, quien descubrió en 1941, que en México existían plantas del género de las dioscóreas que tienen en su raíz una sustancia llamada diosgenina. A partir de la diosgenina preparó progesterona e inició en México la industria esteroidal.

Sus descubrimientos permitieron la fabricación masiva de hormonas y más adelante a la producción de hormonas corticales y de la píldora anticonceptiva.

Marker propuso inicialmente a los laboratorios Parke-Davis la explotación comercial de su descubrimiento, pero la compañía lo rechazó por dudar de la capacidad técnica y científica para realizar este proceso en México.

Marker decidió llevar adelante su idea con sus propios recursos, renunció a la Universidad Estatal de Pennsylvania y puso su laboratorio en la Ciudad de México en 1943.

Mientras tanto en México ocurría una política de impulso industrial y sustitución de importaciones. Emeric Somlo que representaba en México a la empresa The Gedeon Richter, instaló en 1933 los Laboratorios Hormona para elaborar algunos productos químicos hormonales que importaba. Allí trabajaba también Federico Lehmann, químico y médico alemán.

En 1943 Marker presentó a Somlo y Lehmann sus descubrimientos, y estos convencieron a Marker en formar una empresa conjunta: Syntex. El 21 de enero de 1944 inicia la operación de la empresa.

En agosto de 1944, después de desacuerdos económicos, Marker abandonó a Syntex y con ello todo su conocimiento técnico, que había cuidado mantener restringido previendo una situación como esta. Posteriormente formó Laboratorios de Botánica-México, SA.

Somlo y Lehmann desconocían el método de Marker, por lo que en diciembre de 1944 invitaron al Dr. George Rosenkranz, para que retomara el proyecto de producción de las hormonas esteroidales. Rosenkranz había estudiado ingeniería química y el doctorado en Ciencias Técnicas en el Instituto Federal de Tecnología de Zurich.

En 1945, Rosenkranz de la mano de un equipo de trabajo formado por los químicos Andrés Landa, Juan Berlín, Elva Cedano y Amparo Barba, todos egresados de la Escuela Nacional de Ciencias Químicas de la UNAM y por algunos colaboradores no técnicos como Celia Peña, Raquel Cervantes, Avelina Domínguez y Clara Venegas reorganizaron la producción de las hormonas.

Para 1946, ya habiendo producido progesterona, el grupo se dedicó a sintetizar una molécula que Marker no había producido y un corticoide conocido como desoxicorticosterona.

En 1947 Rosenkranz formalizó su programa de producción e investigación solicitando apoyo de Steve Kaufmann, Juan Pataki y J. Norimbersky, del Instituto Federal de Tecnología de Zurich; de A. Olalde y Jesús Corona, de los Laboratorios Hormona y del químico Jesús Romo, investigador del Instituto de Química (IQ) de la UNAM, Instituto que había sido formado en 1941.

Para marzo del 1949 el equipo se enfocó a la producción de estrona y estradiol. Para esto se amplió el equipo de investigación incorporando al Dr. Carl Djerassi, quien había estudiado su doctorado en la Universidad de Wisconsin y trabajaba en Ciba, como Director Adjunto de Investigación en Syntex. Para 1950 fungía como director de las operaciones técnicas y científicas de la empresa.

Para estas fechas Syntex abastecía hormonas esteroidales a diversas compañías farmacéuticas de Estados Unidos y de Europa.

Rosenkranz y Djerassi buscaron crecer su equipo, incorporando a investigadores del Instituto de Química de la UNAM como Octavio Mancera y José Iriarte. Syntex y el Instituto de Química iniciaron un mutuamente provechoso esquema de cooperación en donde el Instituto de Química proveía de recursos humanos y algunos materiales de laboratorio a Syntex, y la empresa a su vez apoyaba económicamente al Instituto, proporcionaba disolventes y reactivos, a la vez que impulsaba el desarrollo científico y daba visibilidad internacional a sus investigadores. Así, los investigadores pasaban parte de su día en el Instituto y la tarde en Syntex y viceversa, y algunos estudiantes del Instituto realizaban su tesis de licenciatura en Syntex. Por ejemplo Enrique Batres la realizó con Octavio Mancera y Luis E. Miramontes con Carl Djerassi.

Enrique Batres se incorporó al grupo de investigadores de Syntex; y Luis Miramontes, aunque no logró titularse, ingresó como investigador a Syntex.

Jesús Romo, Enrique Batres, Octavio Mancera, José Iriarte y Luis E. Miramontes fueron colaboradores cercanos de Rosenkranz y de Djerassi. Los doctores Alberto Sandoval y José F. Herrán colaboraron en algunos trabajos de manera parcial en Tacuba bajo la dirección de Rosenkranz o de Djerassi.

Otra línea de investigación que se desarrolló en Syntex fue la producción de cortisona a través de un método químico. En Syntex se organizaron equipos de trabajo coordinados por Howard J. Ringold, Jesús Romo, Juan Pataki, Octavio Mancera, Enrique Batres, Alexander Nussbaum y José Iriarte. Gilbert Stork, profesor asistente en Harvard y compañero de Djerassi en la Universidad de Wisconsin se incorporó como consultor de la empresa. Sus visitas, además de servir para obtener la consultoría de Stork, servían para llevar y traer correspondencia y noticias de los avances científicos en el área.

En 1951 Syntex publicó un reporte de investigación en el que se describía una síntesis parcial de la cortisona a partir de la hecogenina, sin embargo Syntex no industrializó el procedimiento porque en los laboratorios Upjohn diseñaron un método microbiológico que resultaba más eficaz.

De forma paralela se investigaba en Syntex a los compuestos 19-nor. Esta línea de investigación era coordinada por Carl Djerassi, quien trabajaba de cerca con Luis E. Miramontes. Birch publicó en 1950, un método para obtener la 19-nor-testosterona, a partir del estradiol. En 1951, Djerassi, Miramontes y Rosenkranz perfeccionaron el método de Birch, partiendo de una estrona que habían sintetizado a partir de la diosgenina; de ese modo, obtuvieron la 19-nor-progesterona con un mejor rendimiento. Así se sintetizó también la noretisterona o noretindrona que fue patentada y se constituyó el primer anticonceptivo oral obtenido por síntesis química.

El 11 de octubre de 1951 Miramontes aisló en el laboratorio de investigación de Syntex los primeros cristales de noretisterona. La patente norteamericana se concedió el primero de mayo de 1956.

En 1952 Djerassi dejó Syntex y se incorporó a la Universidad de Wayne, en Detroit. Fue reemplazado por el Dr. Franz Sondheimer.

En 1952 el centro de investigación de Syntex se trasladó a la colonia Molino de Bezares, a la salida de la Ciudad de México camino a Toluca. Allí ocurrió una escisión por la cual el grupo de Rosenkranz y la directiva de Syntex se mantuvieron en la empresa y un grupo disidente formó la empresa Productos Esteroidales SA (PESA). Syntex decidió otorgar licencia de la noretindrona a Parke-Davis y R.E. Squibb, de Estados Unidos, así como a Schering A.G. de Alemania, Ciba de Suiza y Organon de Holanda.

En 1956 la farmacéutica estadounidense Ogden Corporation compra a Syntex y la convierte en su filial.

El Dr . Gregory Pincus, endocrinólogo y su colaborador, Min Chueh Chang hicieron la investigación básica del uso de los antiovulatorios y con la ayuda financiera de la Srita Catherine Dexter McCormick, heredera de la fortuna de la International Harvester Co., y del entusiasmo de la Sra. Margaret Sanger, una ferviente activista de los derechos de la mujer desarrollan el primer contraceptivo oral. La investigación clínica fue hecha por el Dr. John Rock, un eminente ginecólogo. En 1960, la Food and Drug Administration aprobó la venta del primer contraceptivo oral.

Fuente: http://www.quiminet.com

No hay comentarios:

Busca en la Red

Sugerencias de búsqueda: Historia de emprendedores.
Búsqueda personalizada

Entradas populares